5 Claves para ser Financieramente Saludable

Para tener bienestar financiero la persona tiene que comprender que no puede vivir por encima de sus posibilidades de ingresos. Es decir, gastar más de lo que gana, y que es importante reducir su nivel de deuda.

El bienestar financiero también se basa en disponer de un plan de ahorro que facilite a la persona conseguir sus objetivos, incluyendo el reservar una cantidad de sus ingresos para asegurar una jubilación tranquila. Además, se debe disponer de ahorros mínimos para hacer frente a posibles imprevistos o emergencias.

Hay que minimizar las preocupaciones y el estrés que puede generar la incertidumbre financiera y el no poder cumplir con sus obligaciones mes a mes.

El bienestar financiero es un concepto que se manifiesta a través de la mejora de su salud física y mental como consecuencia de la sensación de tener una mayor seguridad y control en sus finanzas personales.

Cinco claves para ser financieramente saludable:

1 – Comprender sus gastos:

la persona debe ser capaz de poder analizar en qué gasta su dinero. Este análisis tiene que incluir todas las cantidades destinadas incluso a necesidades básicas como los alimentos o medicinas, así como todas aquellas relacionadas con el entretenimiento o el ocio. Es decir, siempre ha de tener en cuenta todos los gastos, con independencia de su finalidad. Solo así se puede hacer una planificación adecuada y no gastar más de los ingresos que se obtienen, siendo capaces además de destinar una determinada cantidad al ahorro para conseguir los objetivos previamente establecidos..

2 – Tener ahorros para emergencias:

La planificación del ahorro permite hacer frente a gastos imprevistos que pueden producirse en cualquier momento. La mayoría de los expertos recomiendan tener una reserva equivalente a los ingresos de tres o cinco meses en una cuenta de ahorro, que sea distinta de la que se emplea para los gastos habituales. Esta es la vía más adecuada para hacer uso de la cantidad depositada y disponer de ella para cubrir económicamente las emergencias sin verse obligado a recurrir a préstamos al consumo o tarjetas de crédito con altos tipos de interés, que pueden desequilibrar la economía personal durante bastante tiempo.

3 – Asesoramiento financiero independiente:

Es fundamental que una persona reciba un asesoramiento de forma independiente y libre de conflictos de intereses con el fin de poder elegir las opciones de crédito y ahorro que sean realmente las más adecuadas para su perfil.

4 – Utilizar los beneficios sociales de la empresa:

En la actualidad, hay muchas personas que desaprovechan los beneficios sociales que ofrece la compañía en la que están empleados. Una situación que se produce bien por desconocimiento o por no comprender los beneficios sociales que pueden utilizar como planes de salud, tickets restaurante o ayudas al estudio, entre otros de los más habituales. Sin embargo, es importante optimizar sus ventajas para alcanzar el bienestar financiero.

5 – Planificar la jubilación:

A pesar del debate siempre abierto sobre el futuro de las pensiones públicas, todavía hoy en día muchas personas no son conscientes de que, para mantener el nivel de vida tras la jubilación, es necesario comenzar a ahorrar lo antes posible durante la vida laboral. Diferentes herramientas, como por ejemplo los planes de pensiones, permiten planificar financieramente el retiro profesional. Sin embargo, es necesario conocer las ventajas que ofrecen este tipo de productos y cómo funcionan para fomentar el hábito del ahorro.

Estas cinco claves deben ser tenidas en cuenta siempre por las personas, sin olvidarse nunca de planificar el ahorro y los hábitos de consumo. Solo así se podrá alcanzar y disfrutar del bienestar financiero a lo largo de toda la vida..

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *